684556_300x400_38“People en Español” dedicates its most recent issue to the late Jenni Rivera.

For this number, the Rivera family shared moving details with the editors of the mag about how they have been dealing this past year without la Diva de la Banda, and they explain how they are keeping her dreams and projects alive.

CLICK HERE to read a portion of the article.

Español

La revista “People en Español” dedica su más reciente portada a la fallecida cantante Jenni Rivera.

En esta edición la familia Rivera comparte con los editores de la publicación conmovedores detalles de cómo van sobrellevando el primer año sin la Diva de la Banda, y explican cómo mantienen vivos sus sueños y proyectos.

Jenni Rivera People En Español

“Tantas veces que me despierto y digo: ‘Ojalá que esté allá abajo [en la cocina]’. Es lo único que quiero, que me haga de comer y me diga: ‘Te amo princesa’. Ese sería el día perfecto para mí”, dice Chiquis Rivera a la revista en la casa que perteneció a su madre. Desde el fallecimiento de la intérprete, Chiquis regresó a la casa materna, retomando la responsabilidad de cuidar de sus hermanos menores: Johnny Angel, de 12 años; y Jenicka, de 16. “Esta es mi realidad, esta es mi vida. [Mi mamá] no regresa de su viaje, de la gira y a veces me enojo mucho con la vida”, explica entre lágrimas quien fuera el brazo derecho y cómplice de la desaparecida artista.

Durante la entrevista, Chiquis también habla del distanciamiento que ocurrió entre ella y su madre dos meses antes de su trágica muerte, culpando por primera vez a una presunta amiga de su progenitora. “Cuando conocí a esa mujer dije: ‘Esto no es bueno’. Sentí algo [negativo] y ahí es cuando empezó todo. No sé qué le metió en la cabeza a mi mamá, pero desde ahí fue horrible”, adelanta, omitiendo el nombre de la supuesta causante del pleito en esta historia que contará en su autobiografía, que llevará por título Forgiveness. “Hay tantas cosas que siento que se tienen que decir. Paso por momentos de coraje porque había tanta gente involucrada [en esa situación] que dijeron tantas cosas. [Pero] tengo que aprender a perdonar [a la gente], perdonar [a] la vida, a mí misma si [es que] no le hice sentir a mi mamá que fue una gran madre. Mi mamá fue mi todo, fue lo único que yo sabía”.

Por su lado, Rosie la hermana menor de Jenni, también tuvo que tomar cambios drásticos para continuar con todos los proyectos de la cantante. Se mudó a la mansión de la cantante y con la ayuda de Chiquis y un equipo de trabajo ha logrado cumplir los sueños de su hermana. Entre ellos, la publicación de Inquebrantable/Mi historia, a mi manera (Atria Español), la detallada biografía de Jenni; la producción del tequila Jenni Rivera La Gran Señora; una nueva fragancia llamada Forever; y la apertura en noviembre de Jenni Rivera Boutique en Panorama City, CA, donde se venderán los productos de la marca de la cantante.

Además, la familia prepara la película autorizada sobre Jenni y un disco inédito en inglés para el próximo año, mientras sigue ayudando a través de Jenni Rivera Love Foundation, tal y como la intérprete lo hacía. “[Jenni] lo tenía todo preparado”, asegura Rosie.

Según la revista Forbes, con $7 millones de ingresos después de muerta y la venta de casi la misma cantidad de discos que vendió en vida, la artista se ha convertido en una de las celebridades fallecidas que más ingresos sigue generando. “Ayudarle [a mi mamá] a que sus sueños se hagan realidad nos ayuda a todos a sanar nuestra herida que, como siempre lo digo, nunca se va a sanar completamente”, confiesa Chiquis. “Me ayuda saber que todavía soy su [brazo] derecho, que estoy aquí [ayudándole]. La quiero hacer feliz”, concluye. “Quiero que ella diga desde el cielo que está orgullosa de la hija que tiene, que tuvo”.

Related posts: