Todos sabemos que las bubis de Salma Hayek son una maravilla.

Mira como seducen a Oliver Stone!

El director estaba a punto de agarrarlas en el estreno de la cinta Savages en Londres.

Ey, tengamos más control!

Puede mirar, pero no tocar.