Ya vienen los trapos sucios!!!

Paulina Rubio y Colate ya acudieron a la justicia de la Florida para solicitar su divorcio.

Colate dice que Pau no se levanta hasta las 12:00 del mediodía y por eso pide que sea él quien pase la mayor parte del tiempo con su hijo!

Pau dice que se vio obligada a contratar ayuda externa para que la asistiera en el cuidado del niño porque el esposo pasa su tiempo en numerosas actividades recreativas en lugar de buscar un empleo a tiempo completo!

Colate quiere que se distribuya de manera equitativa todos los activos matrimoniales entre las partes pero Paulina dice que la pareja firmó un acuerdo prenupcial que separó sus bienes, rechazando así el pedido de que sean divididos los activos y las deudas.

La cosa se está poniendo bien fuerte!