Pobrecito.

Uno de los hijos de Jorge Salinas, no han revelado cual de los dos es, necesitará ser operado de nuevo tras haber sufrido un aparatoso accidente.

El pequeño se enterró un fierro oxidado muy cerca del ojo y por suerte no lo perdió.

Ahora será sometido a una segunda cirugía y le deseamos todo lo mejor.